domingo, 20 de diciembre de 2009

Christmas


Aquí nunca nieva. Llueve, hace viento, graniza, frío... pero nunca nieva. Los días son grises pero nunca hay nada blanco más allá de la espuma del mar. Nada que te recuerde que es navidad. Bueno miento, las luces ayudan bastante.

Ayer vi nevar por tercera vez en mi vida. He de decir que de la primera vez no tengo más recuerdo que una foto cuando era una enana con mi anorak rosa en medio de los Ancares. Y me lo debí pasar bien, porque tenía una sonrisa tranquila y la mirada limpia. Esa mirada limpia de los niños, cuando no son capaces de no expresar lo que sienten.

Yo creo que si ayer me sacan una foto, tendría la misma sonrisa y la misma mirada. Limpia y tranquila.